Gris, una intervención unipersonal para bailar el cotidiano, celebrar el estar vivo, el

estar juntos. Aquí, Hoy día, un día como cualquier otro: Casa, niños, metro, trabajo, metro, niños, casa... y unos audífonos. Para olvidar la rutina, para olvidar que hoy día, como todos los días, voy camino a la pega. Mucha gente, parece que estamos en la misma sintonía. Y los problemas que no dejan de dar vueltas como una eterna resaca. Gris, me siento gris... 

Por suerte el Gris tiene música, sus audífonos sobre la orejas. Esa música, suele compartirla con los transeúntes, bailando en la calle, en el metro, sudando en su camisa almidonada. Es una invitación a festejar cada día, a moverse sin avisar, a buscar su propia música.

La felicidad es una decisión, una actitud y la quiere celebrar ¡ahora ya!

 

CONTRASEÑA VIDEO: tuga